• Llámanos: 900 800 879
  • Lunes a Viernes: 9:00 a 17:00 hs
img

¿Cómo hacer café en una cafetera italiana? Trucos y consejos que te encantarán 

  • febrero 21, 2024
  • by:espressa-experto

¿A quién no le gusta un delicioso café por la mañana? Si eres amante de esta bebida, seguramente te has preguntado cómo hacer café en una cafetera italiana. Este método de preparación, también conocido como Moka, es uno de los más populares y tradicionales en el mundo, especialmente en Italia, donde se originó. Sin embargo, muchos no saben cómo lograr un buen resultado. En este artículo, apunta consejos y trucos de cómo hacer buen café en cafetera italiana y disfrutar de un resultado delicioso y aromático.  

¿Cómo usar una cafetera italiana? 

Existen muchos tipos de máquinas para preparar café, pero la cafetera italiana, también conocida como cafetera moka o macchinetta, es la recomendada para lograr el sabor de un espresso en casa. Se trata de un utensilio que consta de tres partes principales: la base que es donde se coloca el agua, el filtro para colocar el café molido y una cámara superior, donde se recoge el café preparado. 

Una de las marcas más reconocidas en el mercado son las cafeteras moka Bialetti.

El funcionamiento de la cafetera italiana se basa en la presión del vapor de agua, que hace subir el agua caliente por el filtro y extrae el café, que pasa a la parte superior. Es un proceso sencillo, pero que requiere de cierta atención y cuidado para obtener un buen resultado. 

Si no sabes cómo hacer café en una cafetera italiana, debes saber que se diferencia de otros métodos de preparación por distintos aspectos. Por ejemplo, usa una molienda media, que permite que el agua pase por el café sin dejar residuos. Además, la temperatura del agua es menor que la del espresso, lo que evita que el café se queme o se amargue. En cuanto a la presión, también es menor, lo que hace que el café tenga menos cuerpo, pero más aroma. 

Elección del café adecuado 

No caben dudas de que al saber cómo hacer café en una cafetera italiana, la elección del café es un factor importante. En general, los cafés se clasifican según su origen, su variedad, su proceso de lavado y tostado. Para hacer café en una cafetera italiana, el proceso de tueste o tostado es el más importante porque determina en gran manera el sabor y el color, debido al grado de calor al que se somete los granos de café. 

Este proceso puede ser natural, torrefacto o mezcla. El natural es el más puro y respeta más el sabor original del café ya que se tuesta a una temperatura entre los 200 y los 240 ºC. El torrefacto es el más oscuro, ya que es un café tostado con azúcar, lo que hace que muchas partículas se quemen y aporte el color característico.  El café mezcla es una combinación de ambos. 

Para hacer café en una cafetera italiana, lo más recomendable es elegir un café natural ya sea café molido o café en grano, de origen único, de variedad arábica, de proceso y de tueste natural. Así, se podrá apreciar mejor el sabor y el aroma, sin que se pierdan por el calor o el azúcar. Lo ideal es que el café sea fresco, es decir, que no haya pasado mucho tiempo desde que se tostó, y que lo compres en grano, para molerlo justo antes de usarlo. 

Molienda ideal para cafetera italiana 

Otro aspecto clave para hacer un buen café en una cafetera italiana es la molienda del café. Como la molienda determina el grosor al que se trituran los granos, influye considerablemente en el tiempo de contacto entre el agua y el café, y por tanto, en la extracción de los sabores y aromas del café. 

Al saber cómo hacer café en una cafetera italiana, debes tener en cuenta una molienda media, conocida como tipo arena de playa. Esto significa que el café debe tener una textura similar a la de la arena, ni muy fina ni muy gruesa. Una molienda muy fina hará que el agua tarde más en pasar por el café, lo que hará que el café sea demasiado fuerte y con posos. Si la molienda es muy gruesa, hará que el agua pase muy rápido por el café, lo que puede provocar que el café salga débil y sin sabor. 

La mejor manera de conseguir una molienda media, es usar un molinillo de café eléctrico o manual, que permita ajustar el grado de molienda según tus preferencias. Si no es posible, puedes comprar el café ya molido, pero asegúrate de que sea específico para cafetera italiana. 

Cómo preparar el café perfecto en tu cafetera italiana 

Ahora que sabes cómo hacer un café en una cafetera italiana y el funcionamiento de la misma, puedes empezar a preparar tu receta personalizada. El procedimiento incluye los siguientes pasos: 

  • Café adecuado: Elige el café que más te guste, asegurándote que sea de buena calidad y que tenga un tueste apropiado. El grado de molienda debe ser fino, con una textura similar a la del azúcar granulado o la arena de playa. Si tienes café en grano, puedes molerlo para asegurarte del grado de molienda y frescura.  
  • Llena la base con agua: El segundo paso es llenar la base de la cafetera con agua filtrada o embotellada, para que no tenga impurezas que afecten al sabor del café. La cantidad ideal es hasta el nivel de la válvula de seguridad, marcada en el interior, para evitar accidentes.  
  • Coloca el café en el filtro: Ahora coloca el café molido en el filtro con ayuda de una cuchara o un dosificador, sin comprimir para no impedir que el agua fluya correctamente. Lo mejor es que el café quede suelto y uniforme.  
  • Enrosca la parte superior: El siguiente paso es enroscar la parte superior de la cafetera sobre la base, asegurándote de que quede bien cerrada y sin fugas. Una vez armada, ponla sobre el fuego medio alto, y espera a que el café empiece a salir. 
  • Retira la cafetera del fuego: Cuando escuches un sonido de burbujeo, es porque el café está listo, ya que el sonido indica que el agua se ha agotado. En este caso, retira de inmediato para impedir que el café se queme y adquiera un sabor amargo.  
  • Sirve el café en una taza y disfrútalo como más te guste. 

La cantidad de café y agua depende del tamaño de la cafetera, que en la mayoría de los casos se expresa en tazas. Por ejemplo, cafeteras de 2, 4 o 6 tazas. Si te preguntas, cuánto tarda en hacerse el café en cafetera italiana, la respuesta depende del tamaño, aunque el tiempo promedio es de 10 minutos.  

Consejos para mejorar tu café 

En el proceso de cómo hacer café en una cafetera italiana, algunos consejos de los expertos pueden ayudar a optimizar el funcionamiento de la cafetera y el sabor del café. Dentro de los más destacados se encuentran: 

  • Experimenta con diferentes tipos de café. Puedes probar distintas variedades, orígenes, tuestes y molidos, hasta encontrar el que más te agrade. También, puedes mezclar diferentes tipos de café, para crear tu propia combinación. 
  • Ajusta la proporción de agua y café. Para un café más ligero y acuoso, usa más agua y menos café. Si quieres un café más denso y cremoso, usa menos agua y más café. 
  • Cuida la calidad del agua. El agua que uses para hacer el café debe ser limpia y pura, sin cloro ni otros elementos que alteren el sabor del café.  
  • La temperatura del agua es importante. Lo ideal es que, al armar la cafetera el agua debe estar caliente, a una temperatura entre 85°C y 95°C. Así, no se expone mucho tiempo la cafetera al fuego y no se altera la calidad del café.  
  • Coloca la cafetera con la tapa abierta, así puedes ver el proceso de salida del café y evitas que el líquido se caliente de más.  

Errores comunes y cómo evitarlos 

Hacer café en una cafetera italiana es fácil y rápido, pero también hay algunos errores comunes que pueden arruinar la máquina y la calidad del café. Dentro de los más frecuentes se pueden mencionar: 

  • No usar la cafetera adecuada, ya que no todas las cafeteras italianas son iguales. Por ejemplo, si tienes una cocina de inducción, debes usar una cafetera especial para inducción, que posee una base magnética. Si no sabes cómo hacer café en cafetera italiana en inducción, sigue las instrucciones del fabricante.  
  • Olvidar limpiar la cafetera después de cada uso. La cafetera italiana debe lavarse bien después de cada uso, para eliminar los restos de café y de agua que puedan quedar en el interior. Si no lo haces, se afecta al sabor y el funcionamiento de la cafetera. Por ello, límpiala después de cada uso.  
  • No respetar la capacidad de la cafetera. Este tipo de equipo tiene una capacidad máxima que no debes sobrepasar, porque causa problemas de seguridad y de calidad. Si hay mucha agua, puede salirse por la válvula y causar quemaduras. Al colocar mucho café, se puede obstruir el filtro y hacer que el café salga con mucha presión y se derrame. Para evitarlo, usa la cafetera de acuerdo con su capacidad.  

Cuidado y mantenimiento de tu cafetera italiana 

Al saber cómo hacer café en una cafetera italiana, debes conocer las medidas de cuidado y mantenimiento. Algunos consejos se enlistan de la siguiente manera:  

  • Limpia tu cafetera después de cada uso. No uses jabón ni detergente, solo agua templada, a excepción de las de acero inoxidable que si se pueden lavar con algún lavaplatos suave.  
  • Desarma la cafetera y enjuaga cada pieza con agua, sin frotar ni rascar. Seca bien cada parte con un paño suave y limpio. 
  • No dejes la cafetera armada cuando no la uses. Esto puede provocar que se acumule humedad y se oxide el metal. Guarda la cafetera desarmada y en un lugar seco y fresco. 
  • Cambia la junta de goma cada cierto tiempo ya que, con el uso y el calor se puede deteriorar y perder elasticidad. Si notas que la cafetera pierde presión o que el café sale aguado, es hora de cambiar la junta.  
  • No uses una cafetera nueva sin antes «curarla». Antes de estrenar tu cafetera italiana, debes hacer un par de cafés y tirarlos. Así, se eliminan los residuos de fabricación. 

Alternativas a la cafetera italiana 

La cafetera italiana es el método de preparación de café más popular y práctico que existe, pero no es el único. Existen otras formas de hacer café que ofrecen una experiencia deliciosa. Algunas alternativas son: 

  • Cafetera de émbolo o prensa francesa. Consiste en un recipiente de vidrio o metal con un émbolo que tiene un filtro de malla. Se añade el café molido y el agua caliente, se deja reposar y se presiona el émbolo para separar el café del poso. El resultado es un café suave y aromático. 
  • De filtro o goteo. Es un tipo de cafetera que usa un filtro de papel o tela para filtrar el agua caliente que pasa por el café molido. Es la más común y ofrece un café limpio y claro, con menos amargor y acidez que el de la cafetera italiana. 
  • Cafetera de cápsulas. Este tipo de cafetera usa unas cápsulas que contienen el café molido y sellado. Se inserta la cápsula en la cafetera, se presiona un botón y se obtiene el café. Es un método muy rápido y cómodo, pero también es más costoso. 
  • AeroPress. Se trata de una cafetera compacta y versátil que viene en forma de cilindro, donde se coloca el café y se añade agua caliente. Luego, se utiliza la presión de la mano para extraer la bebida. Es un equipo portátil que ofrece un café rico, pero suave.  

Conclusión 

¿Sabes cómo hacer café en una cafetera italiana? Seguramente ahora cuentas con todo lo necesario para lograr un resultado asombroso. Lo mejor de todo, no es difícil, pero requiere de algunos trucos y consejos tales como usar un café de calidad, la temperatura del agua indicada, y cuidar y mantener la cafetera en buen estado. Así, podrás disfrutar de un café intenso y aromático, con un sabor único e inconfundible. 

Sin embargo, la idea es explorar las distintas formas de hacer café, que pueden sorprenderte y satisfacer tu paladar. Te encantará la experiencia sensorial que podrás disfrutar. ¿Te animas? 

comments Are Disabled