¿Por qué siempre deberías aceptar el café que te ofrecen en una entrevista de trabajo?

Llegas a una entrevista de trabajo y el entrevistador te ofrece un café o un vaso de agua. Si formas parte del grupo que rechaza la bebida, haces mal. Scott Steinberg, experto en etiqueta laboral y autor de The Business Etiquette Bible, explica por qué debes aceptar siempre esa taza de café.

En realidad, es muy fácil de entender. Aceptar ese café no solamente hará que te sientas más cómodo, sino que también hará que tu entrevistador se sienta más confortable. Decir sí a esa bebida hará que proyectes una imagen de una persona segura de sí misma, mientras que también aprecias la hospitalidad de tu entrevistador.

Además, tener una bebida a mano te tranquiliza, te refresca y permite que te prepares para la entrevista. Al tomar un café o un poco de agua, parece más una reunión cordial que una tensa entrevista de trabajo, y eso contribuirá a reducir los nervios y a que estés más concentrado.

En definitiva, aceptar ese café contribuye a que el ambiente de la entrevista sea más distendido y más agradable para ambas partes.

Mi carrito
  • No hay productos en el carrito