Generamos 8.300 toneladas de plástico, de las cuales solo se recicla un 9%. ¿Dónde acaba el resto?

Tras el acero y el cemento, el plástico es el producto de origen no natural más presente en la sociedad. El plástico es una de las grandes creaciones de los humanos, y su producción masiva empezó cuando acabó la II Guerra Mundial.

Desde que el ser humano inició la producción masiva de plásticos, se han generado 8.300 millones de toneladas de plástico. 80 millones de ballenas azules, 25.000 Empire State Building o 822.000 torres Eiffel es el peso equivalente a 8.300 millones de toneladas de plástico que los humanos hemos fabricado.

De esta cantidad, solo el 9% se recicla. Un 12% es incinerado, por combustión o pirólisis, descomposición a altas temperaturas que es perjudicial para la salud y el medio ambiente. Un 79% se acumula en vertederos o en el medio natural.

El mayor uso de plásticos procede del empaquetado de productos. Esta producción aumentó cuando se cambió el uso de los envases reutilizables a plásticos de un solo uso. Roland Geyer, autor principal del estudio, señala que la mitad del acero que fabricamos se destina a la construcción, por lo que tendrá décadas, pero con el plástico ocurre todo lo contrario, ya que la mitad de los plásticos se convierten en residuos después de cuatro o menos años de uso. La mayoría de los plásticos no son biodegradables, por lo que tardarán en descomponerse cientos o miles de años.

El estudio publicado en la revista Science Advances añade que el reciclaje ayuda a reducir la producción de nuevos plásticos, pero no evita que, finalmente, todos estos también tengan que ser gestionados.

El ritmo de producción no muestra signos de desaceleración. Se calcula que en 2050 habrá más de 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos.

Los investigadores del trabajo buscan concienciar a la población sobre la producción y uso del plástico. Kara Lavender Law, profesora de investigación en Sea y coautora del estudio, afirma que, hay áreas en las que el uso del plástico es indispensable, como por ejemplo en todos aquellos productos que están pensados para que duren un largo tiempo. Sin embargo, comenta que es importante hacer una reflexión sobre el uso de los plásticos para intentar reducir, en todo aquello que sea posible, su utilización.

Mi carrito
  • No hay productos en el carrito