España estudia implantar el sistema de reciclaje de retorno de envases

Alemania cuenta con el sistema de retorno de envases, conocido como Pfand (déposito), que se implantó en 2003 y ha logrado que se recuperen un 99% de los envases. El país germano es uno de los 40 países en los que se aplica un sistema de retorno de envases incentivado.

La puesta en marcha empezó a mediados de los años 90, cuando el uso de los envases reutilizables comenzó a desplomarse. La normativa aprobada a principios de la década daba la opción de implantarlo si su uso caía por debajo del 72%. El plan se puso en marcha en el año 2003.

14 años más tarde, sigue funcionando a pleno rendimiento. En las calles de Berlín, concretamente, es casi imposible encontrar una lata o una botella. Con este sistema, cada una de ellas tiene un valor económico. Los supermercados o comercios donde se venden bebidas aplican un suplemento de entre 8 y 15 céntimos en los envases reutilizables, y 25 céntimos en el caso de los de un solo uso.

Este suplemento está especificado en la etiqueta del producto, y el consumidor lo recupera una vez devuelve los envases, bien depositándolos en las máquinas que hay instaladas en los supermercados e hipermercados, o bien devolviéndolos en cualquier comercio que los venda.

¿Dónde van a parar los envases que se recogen en comercios y supermercados?

Los envases reutilizables quedan separados en los puntos de venta y las propias productoras, cuando dejan sus productos, se los llevan para rellenarlos.

Por otro lado, la entidad gestora del sistema se encarga de recoger los envases de un solo uso en bolsas precintadas donde se separan vidrio, latas y plástico para su compactado y posterior reciclado.

Mi carrito
  • No hay productos en el carrito