El café, un aliado del deporte

Aunque no se debe abusar de la cafeína; sus propiedades nos ayudan a rendir más en el gimnasio y varios estudios así lo confirman.

Son tres los motivos por los que vas a querer tomarte una taza de café antes de empezar tu entrenamiento. El primero es por la capacidad que tiene la cafeína de activar nuestro estado de alerta. El segundo; sus propiedades antioxidantes. Y el tercero, la reducción de la fatiga.

¿Cuáles son los efectos que tiene en nuestro organismo?

Son muchos los estudios que demuestran que el consumo moderado de café puede mejorar el rendimiento en tareas que requieran atención. Por otro lado, antioxidante es sinónimo de antienvejecimiento. Beber café en su justa medida puede controlar la producción excesiva de radicales libres, que son los que, entre otras cosas, hacen que nuestra piel tenga una apariencia más cansada. Por otro lado, al beber café nos sentimos más activos, menos fatigados. Y esto se traduce en que nuestra sensación de esfuerzo es menor y resistimos más cuando practicamos ejercicio.

Por esta última razón, la mayor parte de las investigaciones científicas confirman que la ingesta de cafeína mejora el rendimiento en ejercicios de resistencia, incluidos los deportes de equipo. Sin embargo, su efecto en deportes de alta intensidad debe seguir estudiándose.

¿Cómo y cuándo tenemos que tomarnos el café para quemar más calorías?

Nuestro cuerpo tarda en asumir el efecto de la cafeína unos 25 o 30 minutos. Así que este es el tiempo que tenemos que dejar pasar desde que nos tomamos la taza de café hasta que vamos al gimnasio. Los expertos recomiendan consumirlo solo.

Se recomienda no consumir más de 400 gramos de café al día, aunque las embarazadas tiene que reducir a 300 gramos esa cantidad ya que su metabolismo funciona más despacio.

Mi carrito
  • No hay productos en el carrito